La Peste Porcina Africana podría terminar con la cuarta parte de cerdos en el mundo

El informe fue dado a conocer por la Organización Mundial de Sanidad Animal

Sanidad Por: Jose Casado 01 de noviembre de 2019
cerdos

Recientemente la Organización Mundial de Sanidad Animal informó que la Peste Porcina Africana (PPA) ya cobró la vida de poco más de 100 millones de cerdos, advirtiendo que podría finalizar con un cuarto de la población mundial de estos animales como consecuencia de la epidemia.

Los decesos de los cerdos inicio a registrarse desde el 2018 a causa de la enfermedad hemorrágica contagiosa que afecta a los cerdos domésticos, además de los jabalís americanos, europeos y verrugosos.

La PPA tiene como características pérdida de apetito, fiebre alta, hemorragias en la piel y en órganos internos, en promedio las muertes de los cerdos infectados se concreta en un lapso de entre dos y 10 días.

Transmisión y propagación
La epidemiología de la peste porcina africana es compleja y varía en función del entorno, el tipo de sistema de producción, la presencia o ausencia de garrapatas vectores de transmisión, el comportamiento humano y la presencia o ausencia de cerdos silvestres. 

 Las rutas de transmisión pueden incluir:

 -contacto directo con cerdos, domésticos o silvestres, infectados;
-contacto indirecto, a través de la ingestión de material contaminado (por ejemplo, residuos de alimentos, piensos o desechos); o vectores biológicos (garrapatas blandas del género Ornithodoros).

Uno de los países más afectados es China el cual podría perder alrededor del 20 y el 70% de su población de cerdos, de acuerdo con datos de una empresa de servicios financieros especializada en alimentación y agricultura, potencialmente las perdidas alcanzarían hasta 350 millones de especímenes equivalente a una cuarta parte del total mundial, hasta el momento se reporta que en el país asiático se ha tomado la decisión de sacrificar a un millón de cerdos.

El virus se ha identificado en otras 50 naciones incluidas Corea del Sur, Polonia, Rusia y Filipinas, con Bélgica como el extremo más occidental donde sea localizado la enfermedad entre la población de jabalíes, por lo que las autoridades planean sacrificarlos para evitar más casos de contagio.

Mark Schipp quien se desempeña como vicepresidente de la Organización Mundial de Sanidad Animal, indicó que el problema de contagio de la enfermedad se ha agravado en meses recientes por la presencia de la PPA en China que alberga a la mitad de la población mundial de cerdos, por lo que los científicos continúan buscando una vacuna aunque reconoció que el virus es un “reto complejo”.

ES_ASFbanner