BRASIL - En el 'Día del criador porcino': algunas acciones de los Institutos de Investigación SP para el sector

La industria porcina es un sector de gran relevancia para el sector agrícola en São Paulo y en Brasil, ocupando una posición destacada en los rankings de producción y exportación.

Internacionales Tomas Esnaola 23 de julio de 2021

Leitoes-1536x1375
 
La industria porcina es un sector de gran relevancia para el sector agrícola en São Paulo y en Brasil, ocupando una posición destacada en los rankings de producción y exportación. En gran parte, esto se debe a los avances tecnológicos obtenidos a través de la investigación científica. En honor al Día del Porcino, celebrado el 24 de julio, conozca algunas iniciativas llevadas a cabo por los Institutos de Investigación de la Agencia de Tecnología Agroindustrial de São Paulo (APTA), del Departamento de Agricultura y Abastecimiento del Estado de São Paulo, para contribuir al trabajo. del productor porcino.

Las enfermedades infecciosas, especialmente las de origen viral, son una preocupación para el porcino y constituyen un factor limitante para el pleno desarrollo del sector, generando pérdidas económicas para las granjas. Contribuir a la salud de las parvadas es el objetivo de la investigación del Instituto Biológico (IB-APTA).

Según la investigadora del IB, Márcia Catroxo, entre las principales enfermedades porcinas se encuentran el circovirus, la gastroenteritis transmisible y el rotavirus. La primera, una patología emergente provocada por el circovirus porcino tipo 2 (PCV 2), da lugar a varios síndromes cuyos cuadros varían entre lesiones cutáneas y renales en cerdos de engorde; aborto y falla reproductiva en represas; o pérdida de peso, diarreas, problemas respiratorios, fiebre, descoordinación y alta mortalidad en lechones de cría y engorde.

La gastroenteritis transmisible (TGEV) produce diarrea aguda y vómitos en lechones de menos de dos semanas, deshidratación intensa y alta mortalidad en 2-3 días. En los animales de cría y engorde, la transmisión es rápida, afecta a casi todos los animales y, aunque la mortalidad es baja, provoca retrasos en el sacrificio. Finalmente, el rotavirus, causado por rotavirus tipo A, afecta a los lechones lactantes y en las primeras semanas después del destete, provocando diarreas, pérdida de vellosidades intestinales, abdomen hundido y ojos hundidos, y puede producirse mortalidad cuando se asocia a la presencia de determinadas bacterias. La transmisión se produce por vía oral-fecal con una rápida propagación entre los animales.

“No existe un tratamiento específico para estas enfermedades y se debe asesorar a los criadores sobre las condiciones de higiene en los galpones, temperaturas y uso de botas y ropa contaminada, estándares de bioseguridad en las granjas, vacunación de los animales cuando esté disponible y diagnóstico precoz realizado”, señala Marcia. Según afirma, el trabajo que se lleva a cabo en el Instituto busca desarrollar e implementar técnicas de microscopía electrónica de transmisión de preparación rápida inmunoespecíficas que puedan ser aplicadas de manera inmediata a muestras de heces porcinas o fragmentos de órganos. “Nuestro objetivo es brindar resultados ágiles, confiables y seguros para que se puedan tomar medidas profilácticas y de control de enfermedades de manera inmediata, evitando pérdidas de animales con el consecuente daño a los criadores, colaborando así con la agroindustria porcina nacional”,

La cría de cerdos, una fuente de energía potencial con la tecnología IZ y JLTec

¡Preserva la naturaleza y aún así te pagan por ella, generando energía! Es lo que todo productor quiere para su propiedad. Con avances en la investigación y estudios en profundidad en la cría de cerdos, los investigadores del Instituto de Ciencia Animal (IZ-APTA), lograron llegar a cifras muy expresivas sobre el desperdicio de productos que resultan del proceso de crianza porcina. Este desperdicio, cuando se revierte, cambia de un pasivo ambiental a un activo financiero.

La tecnología de tratamiento de efluentes crea alternativas generadoras de ingresos, como el biogás que se puede utilizar como fuente de energía en una propiedad, biocombustible para vehículos, utilizado en una unidad de procesamiento de productos cárnicos para productos ahumados, cumpliendo correctamente los estándares de producción. “Esta es precisamente la gran necesidad de los tiempos actuales, equiparar la preservación del medio ambiente, transformándolo en ingresos para el productor y una mayor sostenibilidad ambiental”, explica la investigadora de IZ Simone Raymundo de Oliveira. Es la cría de cerdos como productora de proteína animal, agua, energía y biofertilizantes.

El consumo de energía y combustible contribuye a altos costos de producción, resultando en una menor rentabilidad, ya que son rubros que experimentan incrementos de precio constantes, interfiriendo significativamente con el costo de producción. Entonces, ¿por qué no pasar de ser un consumidor a un productor de energía, ya que los efluentes con alto contenido de materia orgánica tienen un alto potencial de emisión de metano, como es el caso de los desechos porcinos?

El objetivo del equipo es releer la actividad económica porcina, agregando conceptos innovadores, con el objetivo de obtener mayores ganancias mediante la mejora del sistema en su conjunto. “Además de ser el único combustible con potencial para convertirse en un activo energético y, en consecuencia, financiero, proveniente de pasivos ambientales, con huella de carbono negativa en su ciclo de vida, es el biogás”, destaca Simone.

Existen numerosas ventajas para la producción y el uso de biometano. El Programa RenovaBio del Ministerio de Minas y Energía tiene como objetivo expandir la producción de biocombustibles en Brasil, con base en la previsibilidad, sostenibilidad ambiental, económica y social, compatible con el crecimiento del mercado.

Simone destaca que las propuestas de las instituciones presentes en el encuentro de construcción de Renovabio [biocombustibles, biogás y biometano] dieron como resultado un documento que sirvió de base al Programa, “en el que se destaca el biogás / biometano”.

“El Programa tiene un alto potencial para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, por lo tanto, es un importante contribuyente al logro de las metas brasileñas establecidas en la COP 21 en París y ratificadas en la COP 22 en Marrakech”, enfatiza Simone. Además de esta importante ventaja ambiental, existen otras características positivas, o externalidades, que hacen que esta fuente de energía sea altamente estratégica y competitiva.

Aunque ha habido un crecimiento, estamos muy por debajo de nuestro potencial de producción de biogás. En 2018, ABIOGAS calculó el potencial brasileño de producción de biogás en 84,6 mil millones de Nm³ / año, considerando solo los sectores azucarero-energético, agroindustrial y de saneamiento. Sin embargo, en 2019 Brasil produjo solo el 1,5% del potencial.

Producción de biogás

Un cerdo de finalización [de 23 a 110 kg de peso vivo] que produce siete litros diarios de estiércol y una matriz como unidad de cálculo en el ciclo completo (UCC) (1 matriz +10 cerdos para sacrificio), con el volumen medio de estiércol generados 150 litros diarios dependiendo del grado de desperdicio de agua, tenemos como resultado que una matriz (UCC) producirá, en promedio, 54,75 m³ de residuos en un año. Un cerdo en la fase de crecimiento / finalización producirá una media de 0,60 m³ de estiércol por período. Sin embargo, para la producción de metano / biogás, consideraremos que el proceso de acabado es continuo, es decir, hay animales en fase de crecimiento / acabado en los 365 días del año. Según Simone, si adoptamos solo el número de cabezas sacrificadas en 2019 (IBGE, 2020), la recuperación financiera con la comercialización de GLP sería de R ﹩ 2.707 mil millones en Brasil y R ﹩ 157,

La transformación del pasivo ambiental del efluente crudo, a una matriz como una unidad en el ciclo completo (UCC) en un año y un cerdo en la fase de crecimiento / finalización en un año, en el activo financiero biogás comercializado como GLP es R ﹩ 5.250,94 y R ﹩ 244.55 respectivamente, con una matriz en el ciclo completo que produce 2.235 m³ de biogás (60% de metano) por día y un cerdo de 63 a 150 días genera 0.104 m³ de biogás (60% de metano) por día.

La producción de cilindros de gas (GLP P-13) por una matriz (UCC) por año equivaldría a 55 cilindros y un cerdo durante el período (crecimiento / acabado) en un año produciría tres cilindros. Una familia de cuatro personas utiliza en promedio un cilindro (P-13) cada 45 días, la producción anual de una sola matriz en el ciclo completo (UCC) abastecería a esta familia durante seis años y 10 meses con gas de cocción y la producción. de Un solo GLP terminado abastecería a la familia durante cuatro meses y 15 días.

Por lo tanto, si las matrices ubicadas en las microrregiones paulistas de Rio Claro, Limeira, Piracicaba, Mogi Mirim, Campinas, Amparo, Sorocaba y Bragança Paulista produjeran GLP, servirían a la población de una ciudad metropolitana como Campinas durante un año, con un margen de seguridad de 12 días. Además, si todas las sedes ubicadas en São Paulo en 2018 produjeran GLP, abastecerían a la población de Campinas en 2019, por 4 años y medio (54 meses). “Así, las ventajas socioeconómicas y ambientales ligadas al proceso de producción de biogás / biometano como herramienta para una contribución efectiva a la sustentabilidad de los sistemas de producción de proteína animal son innegables. Con el correcto tratamiento de los efluentes y la generación de coproductos, el pasivo ambiental será una fuente continua de ingreso de dinero al sistema sobre lo que antes eran pérdidas ”,

Acerca de Swine Pata verde IZ - tecnología IZ y JLTec

El JLTec - IZ Flotub System es parte del Programa “Swine Pata Verde IZ”, que agrega tecnología innovadora y sin precedentes a la industria porcina en São Paulo. El sistema reduce el impacto de la actividad en el medio ambiente, transformando los pasivos ambientales en activos financieros para los productores. El IZ cuenta con investigaciones avanzadas y de precisión orientadas a la eficiencia alimentaria de los cerdos, para reducir el costo de producción de manera directa e indirecta de manera viable para pequeños, medianos y grandes productores. El trabajo científico está dirigido hacia la Producción de Proteína Animal Integrada (PPAI), que tiene como objetivo la producción de carne, reutilización de agua, energía y biofertilizantes.

El proyecto, financiado por el Fondo Estatal de Recursos Hídricos (Fehidro) y auspiciado por los Comités del PCJ, tiene como socio principal a la empresa JL Tecnologia Ambiental., La generación de coproductos - biogás, compost orgánico, biofertilizante (fangos) y reutilizar el agua.

Investigación del equipo del programa “Suíno Pata Verde IZ” formado por Simone Raymundo de Oliveira, Fábio Prudencio de Campos y Ricardo Lopes Dias da Costa (IZ / APTA / SAA), Marcia Nalesso Costa Harder (FATEC-PIRACICABA), Júlio César de Carvalho Balieiro (FMVZ / USP), Valter Arthur (CENA / USP), João Luciano R. da Silva (JLTEC) y Luciana Bueno (CNS), buscan desarrollar trabajos de investigación científica, convirtiendo algo considerado desperdicio en lucro para el productor.

El sistema desarrollado por el Instituto de Ciencia Animal, en alianza con la empresa JL Tecnologia Ambiental (JLTec), propiedad del zootécnico João Luciano da Silva, fue instalado en Granja Paraíso, propiedad de la empresa Agronegócios Picolini, ubicada en Cordeirópolis (SP).

En la propiedad existe un sistema prototipo para el tratamiento de efluentes porcinos y valoración de subproductos - agua de reutilización, sólidos para compostaje y lodos flotantes - generados en el tratamiento de 16 mil litros de efluentes por hora de 200 porcinos.

La propiedad cuenta con un sistema de tratamiento de efluentes porcinos y el aprovechamiento de residuos para la producción de crisantemos y café, además de la reutilización de agua de lluvia. Este es un ejemplo de producción sostenible. (Infocerdo)