En Salta, un "cuchimovil" vende producción local de carne de cerdo

Es un moderno food truck adquirido por la floreciente empresa del Estado municipal.Está dedicado a la faena y venta de carne de cerdo que producen productores locales.

cuchimovil

El "cuchimóvil", como lo llaman los vecinos, es un eslabón más de una cadena de valor que se inició hace cuatro años cuando el municipio de Tartagal inició el proyecto para desarrollar una veta productiva en el norte de Salta, donde los pequeños productores de porcinos hacían su trabajo a la vieja usanza.

Con animales que comían en los espacios verdes o en el basural de Tartagal y sin prácticamente ningún control -con riesgo para el consumidor final-, los productores padecían, además, el tema de la estacionalidad.

Vendían los animales faenados en las fiestas de fin de año y el resto del año iban prácticamente a pérdida.

Pero el consumo de la carne de cerdo y sus derivados ha tenido un giro tan grande que a dos años de inaugurada la unidad de negocio de venta al público, la empresa levantada con recursos municipales hoy tiene otro problema: la falta de materia prima porque la demanda se ha multiplicado por 10, favorecida por los precios, notoriamente inferiores a un corte similar de carne bovina.

Una empresa sin fines de lucro

"El proyecto se inició con la contratación de profesionales y capacitadores que visitaron a los pequeños productores para bajarles toda la información para que el producto que vendían cumplan con los requisitos indispensables de higiene, salubridad, buen rendimiento", recordó Édgar Dominguez, integrante del directorio de la S. E. Tartagal Productiva.

El segundo paso fue gestionar créditos destinados para los mismos pequeños productores, para que acondicionen sus espacios de parición, cría y engorde, a lo que le siguió la capacitación en materia impositiva.

Otro paso importante para la inversión que requirió fue el acondicionamiento del matadero municipal, que si bien cuenta con instalaciones nuevas, necesitaba de un espacio exclusivo para la faena de los cerdos.

Y en forma paralela se gestionaron todos los permisos ante los organismos de control nacional para contar con las habilitaciones tanto para el traslado desde los diferentes criaderos hasta el matadero municipal y la venta al público.

La unidad de venta al público se instaló en un local del viejo mercado municipal que fue acondicionado con tecnología y maquinarias de manera de poner al alcance de las familias productos en base a la carne de cerdo, como embutidos, fiambres, milanesas, hamburguesas y grasa de cerdo, entre otros. Otro paso importante fue la capacitación del personal que fabrica fiambres, embutidos y todos los derivados de cerdo. En una mañana lo que se exhibe en las góndolas prácticamente desaparece.

Más cerca de los vecinos

La última adquisición de Tartagal Productiva, según lo explicó el intendente Eduardo Leavy "fue la adquisición de este food truck con el fin de evitar que las amas de casas, los vecinos que viven lejos del centro tengan que costearse un pasaje, perder toda una mañana para venir hasta la distribuidora, con bandejas de $100 de cualquier corte".

Un kilo de costeletas de cerdo que no tiene nada que enviadiarle a la que proviene de frigoríficos del sur ni a la carne de vaca tiene un precio de $190. Pero eso lo puede hacer T.P. porque el fín para el que la empresa fue creada no es lucrativo; es para que en la mesa de los tartagalenses no falten las carnes y que los productores locales tengan asegurada las ventas", explicó el jefe comunal de Tartagal.

En opinión del propio intendente y de los miembros del directorio de Tartagal Productiva "la empresa no tiene un techo, porque la demanda sigue creciendo; y que los productores hayan roto la estacionalidad y los consumidores puedan acceder a un producto de excelente calidad a mitad de precio son dos de los objetivos que nos habíamos propuesto y que logramos alcanzar".

Como el negocio para Tartagal Productiva ha resultado mejor de lo que estaba previsto, otros de los objetivos que parecía difícil de alcanzar pero que ya está logrado es que la empresa se autofinancie.

"Tartagal Productiva es una empresa autosustentable que rompió con ese prejuicio de que si una empresa es estatal, pierde plata, y que solo el sector privado puede ser eficiente. Los sueldos del directorio y de 3 de los 6 carniceros son sustentados con recursos propios; el municipio todavía abona a tres trabajadores, pero en unos meses confiamos en que la empresa deje de costarle recursos al municipio de Tartagal", explicó Jeremías Carrazán, uno de los directores de Tartagal Productiva.

"Con la llegada del food truck a los diferentes barrios vamos a necesitar más materia prima de los productores locales. Seguramente con la situación económica que vive el país y la provincia somos una de las pocas empresas que crece en ventas, lo que redunda en beneficio de nuestros productores que cuentan los días para que los animales alcancen el peso, venderlo a T.P. y reintervir. El mercado está tan asegurado que otros que se dedicaban a otros rubros han comenzado a volcarse a la producción de cerdos, porque es negocio para todos" enfatizó.

FUENTE; Cristina Carrazán www.eltribuno.com

Te puede interesar

COLOMBIA- ICA y Porkcolombia, volcados con la inocuidad en la producción porcina en Guamo y Coello

Con el fin de contribuir a la calidad e inocuidad en la producción primaria de porcinos ofertados para los consumidores del Tolima, el Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) y Porkcolombia realizan seguimiento por medio de muestreos en predios de traspatio y granjas productoras de cerdos en los municipios de Guamo y Coello, y de esta manera, generar confianza en productores, comercializadores y consumidores de la región.

56134ih