EEUU- Esfuerzos académicos y de porcicultores de EE. UU. para la detección oportuna de PPA

El presidente de la Junta Nacional del Cerdo (NPB, por sus siglas en inglés), David Newman, expuso que actualmente en Estados Unidos se disponen de recursos limitados para la investigación sobre la Peste Porcina Africana (PPA).

Internacionales Infocerdo.com 05 de noviembre de 2019
ic-anp
David Newman,presidente de la Junta Nacional de Porcinos

Iowa, Estados Unidos- De momento los esfuerzos académicos en ese país (Iowa y Kansas), se enfocan al desarrollo de mecanismos rápidos y eficaces para la detección de la PPA, así como para su control inmediato en caso de una virtual llegada a su territorio.

El presidente de la Junta Nacional del Cerdo (NPB, por sus siglas en inglés), David Newman, expuso que actualmente en Estados Unidos se disponen de recursos limitados para la investigación sobre la Peste Porcina Africana (PPA), por lo que la asociación formó una alianza con organizaciones y empresas para destinar mayores fondos a este rubro.

En conjunto con empresas como Cargill, Kemin, Purina y la Fundación para la Investigación de la Alimentación y la Agricultura (FFAR), se conformó un apoyo de 535,780 dólares que serán dados tanto a la Universidad de Iowa como a la de Kansas para impulsar los estudios sobre el virus, y así llegar a ser capaces de controlar e incluso erradicar un posible brote.

Los investigadores de Iowa —el principal estado productor de cerdos en EE. UU.— de momento se enfocan en desarrollar un método eficaz para la detección de enfermedades exóticas en hatos porcinos grandes, a través de la toma colectiva de muestras de fluidos orales.

Mientras que los especialistas en la institución académica de Kansas, están dirigiendo los esfuerzos hacia la creación de una prueba para la PPA, así como testeos de diagnóstico para evaluar poblaciones porcinas enteras de la manera más rápida posible.

De acuerdo con el presidente de la NPB, si la enfermedad logra entrar en su territorio, afectaría a una industria con un valor de aproximadamente 20,000 millones de dólares, así como 550,000 empleos que de ella derivan.

Por su parte, la directora de FFAR comentó que esta investigación podría ser la clave para reducir drásticamente una posible propagación del virus, por lo que es necesario continuar impulsando soluciones de detección y manejo de cerdos infectados con el objetivo de proteger a los productores, quienes serían los más perjudicados.