RUSIA -Más de 2,000 cerdos sacrificados por nuevos brotes de PPA

La semana pasada autoridades rusas informaron a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), dos brotes de Peste Porcina Africana (PPA) uno en jabalíes y otro en un cerdo doméstico en una granja de Vladivostok, en la  frontera con China, situación que hace pensar a los especialistas que el virus podría estar extendiéndose.

Internacionales Por: Jose Casado 07 de noviembre de 2019
ic-china

La semana pasada autoridades rusas informaron a la Organización Mundial de Sanidad Animal (OIE), dos brotes de Peste Porcina Africana (PPA) uno en jabalíes y otro en un cerdo doméstico en una granja de Vladivostok, en la  frontera con China, situación que hace pensar a los especialistas que el virus podría estar extendiéndose.

Estudios realizados por especialistas de ese país reflejaron que genéticamente, el virus presente en su región es similar a las cepas encontradas en Europa del Este y China, donde podría encontrarse el origen de los casos.

 De acuerdo con el reporte del Servicio de Vigilancia Fitosanitario y Veterinaria de Rusia (Rosselkhoznadzor), derivado de estos focos infecciosos murieron 275 animales, mientras que 2,473 fueron sacrificados para controlar y erradicar otros 59 brotes de la enfermedad.

Andriy Rozstalnyy, oficial de sanidad animal de la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación en Roma, dijo para Bloomberg que las experiencias previas con el virus indican que una vez que éste se ha normalizado entre la población de cerdos silvestres, su control se vuelve más difícil, incluso en especímenes domésticos.

Desde el Centro Federal de Investigación de Virología y Microbiología de Rusia expresaron que si bien es complicado determinar el origen de los brotes de PPA en su territorio, pruebas genéticas han reflejado que esta cepa del patógeno es similar a la presente en Europa del Este y China, regiones que podrían ser los puntos de inicio.

Aún así, las autoridades afirmaron que la aparición de la enfermedad en las zonas antes mencionadas no representarían afectaciones negativas para las relaciones diplomáticas entre ambos países, para los cuales la seguridad alimentaria es una prioridad.